YATO
ADMINISTRADOR
PERFIL ۵ MP
FUYU
ADMINISTRADOR
PERFIL ۵ MP
TOSHIO
COLABORADOR
PERFIL ۵ MP
Últimos temas
» Euphir Virietum — Post-Apocalíptico [ N O R M A L ]
Lun Sep 12, 2016 8:30 am por Invitado

» Normas del foro [FIRMAR]
Dom Sep 11, 2016 10:16 pm por Megumi Tachibana

» Sato Ryoumei - ID
Jue Ago 18, 2016 11:27 pm por Yato Gami

» [AFILIACIÓN] Reformatorio St Judas [Normal]
Vie Ago 05, 2016 6:11 am por Invitado

» [AFILIACIÓN] ¡Reapertura! Inert ❤ Love. Rol Amo x Androide [NORMAL]
Lun Ago 01, 2016 12:17 am por Invitado

» [AFILIACIÓN] RE APERTURA INB (NORMAL) Solicitud
Dom Jul 31, 2016 1:23 pm por Invitado

» [Élite] ♕ Return Of Kings
Dom Jul 24, 2016 2:37 pm por Yato Gami

» The Show Must Go On | CIRCUS {Normal}
Dom Jul 24, 2016 2:24 pm por Yato Gami

» [AFILIACIÓN] Beyond the stars - NORMAL
Dom Jul 24, 2016 2:09 pm por Yato Gami


Hermanos

Élite 58 /58

ACTUALIZACIÓN ÉLITE CERRADAS
Este Skin ha sido realizado por Miss Atomic Bomb a mano de Noragami Roler esta el cambio de colores, como la edición gráficas de las imágenes. Algunos de los códigos utilizados en el foro, son propiedad de los chicos de Savage-Themes a los cuales, se les agradece infinitamente el compartirnos a todos nosotros sus trabajos y más aún permitirnos el uso de cada una de sus creaciones. Todas la imágenes fueron sacadas de Tumblr, Google, We Heart It y Zerochan. Dedicamos los créditos a sus respectivos autores.

Un nuevo camino || [Contrato - Kalz]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un nuevo camino || [Contrato - Kalz]

Mensaje por Nanami Momozono el Jue Dic 31, 2015 3:57 pm

Una vida que estaba bastante ligada a lo que era la muerte. Nanami con el paso del tiempo, siendo una diosa singular de amistad, le habían llegado noticias que para ella realmente le hacían mucho daño. ¿Había gente que quería matarla? ¿Era cierto? Aquel encuentro que sostuvo con su hermano Rem realmente la dejó impactada por todo lo que le había dicho. ¿Acaso estaban destinados a morir? ¿Alguno de los dos tenía que morir? ¡Nanami no quería eso! Pero por otra parte, aquellas cartas que encontró de su madre decían totalmente lo contrario, tenía que hacerlo de alguna forma u otra, algo que dejaba a la joven Momozono con muchísimas dudas y también inseguridades a lo que venía a su vida.

Pero aquello por el momento la tenía sin cuidado. Después de un duro, pero durísimo día en la escuela (debido a que tenía que cumplir sus deberes como humana) estaba en la entrada de esta. Era bastante tarde y la mayoría de los alumnos habían salido, solamente quedaban unos pocos, mientras que el inicio de “regreso” a casa estaba a punto de comenzar. Agradecía los horarios de su escuela, pero al ser siempre “molestada” por su “clase social” prefería evitar todo tipo de problemas. ¡Ella era incapaz de defenderse por sí sola! Pero aunque fuese algo duro, estaba acostumbrada a llevar consigo misma aquella culpa.

Espero que no estén Liz y Ambert. De seguro me molestaran si me encuentran. — Nanami siempre estaba escapando de ellas ¡Más que en su escuela no le ayudaban en nada! Dado a que era huérfana, por lo mismo ella estudiaba para mantener la beca, y así no la pudiesen expulsar. Aquellas personas no tenían comprensión con la vida de la muchacha ¡Nadie la tenía! Solo ella y sus shinkis. Una vida que estaba ligada a los dioses, a la salvación, a proteger a quienes creían “en ella” y a vivir como una chica normal.

Por eso mismo, mientras no había monos en la costa ¡La diosa estaba lista para irse a su pequeño templo a seguir trabajando! Sabía que tenía que estudiar y también mantenerse bien para los deberes como diosa. Pero algo que pasaba en su vida, le llamaba totalmente la atención. ¿Qué era? ¿Qué podría ser? Cuando de pronto, a lo lejos, en una de las esquinas de la escuela había un alma, un alma pura. ¡Ella ya sabía lo era! Su instinto de diosa le pedía que tenía que ayudarlo, por eso mismo decidida, sin que nadie le observase corrió hasta él.

¡No puedo permitir que te corrompas! — Era bastante inocente en aquel aspecto la joven Nanami. Por eso mismo, mientras su aura comenzaba a brillar, posándose enfrente del alma, con sus dedos juntados comenzó a “recitar” el contrato de dios a shinki. Algo que Yato le enseñó bastante, él era su mentor después de todo.

Con confianza, un rostro totalmente decidido la joven comenzó a hablar. — Tú alma pura que necesitas un mano amiga, acude a la diosa de la amistad y sé el arma que arrasará con todo ser que intente interponerse ante nosotros. — Dijo, mientras que escribía el nombre del hombre con letras brillosas. — ¡Ven a mi, Kalz!

Aquella pelotita pelusa flotante comenzó a brillar, mientras que esta era dirigida hasta las manos de la joven Nanami. Una katana oxidada, le impresionó mucho a la muchacha aquello ¿De qué se trataba? ¿Por qué era oxidada? Nanami no entendió mucho, pero algo le había enseñado Yato con respecto a eso. Le importó mucho, se iba a preocupar con muchísimas ganas del Shinki. Pero aquella historia, que tanto sufría muchísimas veces, hizo que el corazón se estremeciera. En parte, lo entendía, comprendía aquellos sentimientos, pero aquella muerte y el final que no pudo ser, la dejó totalmente sin palabras.

Soy afortunada de que estés aquí, Kalz. — Sonrió, tenía en cierta manera los ojos llorosos por ser tan sensible en ese aspecto. — ¡Regresa, Kalz! — Mencionó ella, mientras que aquella espada brillaba, para ponerse en la forma de un hombre, un joven apuesto de mirada brillante. — B-Bienvenido, Nanami Momozono… Diosa de la Amistad. ¡Espero que nos llevemos bien! Y prometo, te juro ante ti, por mi nombre y mi característica como Diosa, que te protegeré con mi vida y apoyaré como sea, el camino que escojas. Espero confíes en mí. — Dijo decidida. Con respecto a los dioses y también a los Shinkis. Nanami era esforzada ¡Lo daba todo! De seguro esta no sería la excepción.

Nanami Momozono
Rango E
Rango E

Dios : Yo misma ^^
Shinki : Aún no tengo...
Mensajes : 78
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo camino || [Contrato - Kalz]

Mensaje por Kalz el Jue Dic 31, 2015 5:49 pm

— Mirenme!,estoy aqui!, porfavor...se los ruego... — Es lo que Kalz trataba de exclamar a aquellos que hacían su vida normal en frente de él, haciendo algo que él alguna vez también hizo. Los inútiles intentos de llamar la atención de aquellas criaturas siempre terminaba en fracaso, y en la desesperación de la eterna soledad; Algo a lo que poco a poco se acostumbraba.. o es lo que él quería creer. Sin darse cuenta, Kalz poco a poco empezó a crear un sentimiento de odio hacia aquellas criaturas, las cuales no eran culpable de esto, al menos no todas...

El tiempo se volvió un sentimiento de agonía y desesperación, saber que su insignificante existencia sería reducida a ser completamente ignorado no le causaba  ni el más mínimo sentimiento de agrado. Todo a su alrededor se sentía desconocido y extraño, como si estuviera en medio de dos mundos, un lugar en el que la calidez y la esperanza jamás existieron ,y probablemente , jamas lo hara.

Las casualidades son bastante extrañas, y los milagros lo son  mucho más, pero lo que Kalz acababa de presenciar no tiene comparación alguna. Por primera vez en todo el tiempo que lleva en este despreciable lugar , los ojos de Kalz se llenaron de esperanza y vida, algo que jamás hubiera pasado en su situación actual. Unos hermosos ojos marrones le miraban atentamente, mientras que a paso rápido se le acercaban.

— Tu alma pura que necesitas un mano amiga, acude a la diosa de la amistad y sé el arma que arrasará con todo ser que intente interponerse ante nosotros. —          — ¡Ven a mi, Kalz! —

Un brillo bastante hermoso empezó a rodear a Kalz, quien se encontraba pasmado con lo que sus ojos veían ,y que sin darse cuenta de un momento a otro se encontraba en un nuevo lugar ; Un lugar bastante cálido y armonioso, en el cual gustosamente se quedaría hasta que el fuego de su existencia se agotase. Pero algo le decía que esto no duraría para siempre, y su buen juicio no le traicionó, pues volvió a aparecer en aquel despreciable lugar.

Para sorpresa de Kalz, todo se veía vivo y rebosante de colores,algo que no había sucedido jamás en su vida, al menos no después de su muerte en el mundo humano. Al frente de él se encontraba una muchacha, una muchacha que le causaba un sentimiento familiar y reconfortante; No le tomó demasiado tiempo darse cuenta de que aquella señorita fue la causante de aquel cambio, solo bastó con mirar esos hermosos y relucientes  ojos, los cuales por alguna razón lagrimeaban.

— No se el motivo, pero porfavor, no llores mas — Dijo kalz con una expresión seria, mientras que buscaba algo que pudiera servir para detener las lágrimas. Aquella señorita se apresuró a la acción de Kalz y se presentó, causando gran impacto en el joven Shinki. —Por lo poco que voy entendiendo,te doy las gracias,mi salvadora— Dijo mientras se arrodillaba ante aquella señorita, la cual afirmaba ser una diosa.

— Tuve miedo... y para ser sincero, aun lo tengo... me sentí tan solo y desesperanzado que crei que jamas se darían cuenta de mi existencia, te lo ruego, permíteme seguir a tu lado —  Dijo Kalz mientras que su cara era envuelta por unas dulces lágrimas, lágrimas de alegría y esperanza.

Kalz

Dios : Nanami Momozono
Mensajes : 24
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo camino || [Contrato - Kalz]

Mensaje por Nanami Momozono el Vie Ene 01, 2016 12:53 am

Las palabras sobraban en aquel encuentro que tenía la joven Diosa con quien era uno de sus nuevos amigos. Sí, para ella todos los tesoros divinos que traía al mundo para que la acompañasen, eran sus amigos y no los iba a dejar solos por nada en el mundo. ¿Por qué? Ella siempre había estado sola desde muy pequeña, desde la muerte de su madre y también el abandono de su padre. Por eso mismo, ella se prometió que haría que todos sus tesoros divinos viviesen de la mejor manera posible ¡Ella se iba a encargar de eso! Aunque fuese lo más difícil del mundo, ella se esforzaría día a día para poder lograrlo. Ellos se lo merecían, por eso mismo Nanami se esforzaría para ser una diosa digna, para que todos ellos viviesen de la mejor manera posible.

¡L-Lo lamento! — Mencionó totalmente avergonzada la joven diosa. Mientras que intentaba contener las lágrimas. Pero aquellas visiones de su historia, claramente hacían que el corazón de la castaña se sintiese mal y con una carga grande en el alma. ¿Por qué la gente tenía que morir así? ¿Por qué a veces los sueños no se pueden hacer realidad? ¡Nanami encontraba tan injusto al mundo! Pero sabía que si le ponía esfuerzo, al menos ella y sus tesoros divinos tendrían una nueva oportunidad de vida, a la cual poder guiarse y ser muy felices todos.

El hombre, quien era su nuevo amigo le agradecía por ser “su salvadora” Nanami no pudo evitar sonrojarse un poco, dado a que le costaba muchísimo el hecho de que la tratasen con cierta amabilidad o que le tiren “halagos” por las cosas que ella hace. Siempre había estado sola, por eso mismo las cosas se le hacían complicadas cuando estaba en situaciones así. — No fue nada… S-sólo cumplí mi deber, mis valores no podían dejarte solo. Más aun sabiendo cómo está el mundo. — Intentó sonreír ¡Claro que lo estaba intentando! El hombre le había pedido que no llorase, por eso mismo estaba haciendo el esfuerzo, pero aquellos ojos seguían brillantes por las lágrimas que hacían todos sus esfuerzos por caer por sus mejillas.

¡Te lo prometo! — Aquellas palabras y esas dulces lágrimas que caían del hombre hicieron que el corazón de la mujer se estremeciera nuevamente. ¡Le costaba ser fuerte en estos momentos! Ella tenía un cierto tipo de sensibilidad que le costaba asimilar las historias de los demás. Pero por eso mismo, por aquello que ella veía, se esforzaría el doble, triple o lo que fuese necesario para hacer felices a los que estaban a su alrededor. — ¡P-Pero no llores tú también! — Dijo con una pequeña sonrisa, mientras que las lágrimas caían de sus ojos. Con algo de nerviosismo, sacó uno de sus pañuelos que siempre llevaba en su uniforme para poder limpiarse las posibles heridas que le harían la gente que le tenía una muy mala onda. Con cuidado, se acercó y secó con suavidad las lágrimas de él.

Prometo cuidarte con mi vida, Kalz. No tendrás que sentir nuevamente le miedo y la soledad, aquí estoy para lo que sea ¡Cuenta siempre conmigo! — Respondió animada a las palabras, mientras que sonreía con mucho más ánimo. ¡Tenía que demostrarle seguridad ante sus palabras! Por eso mismo se esforzaba para mantenerse firme. — Bienvenido. — Sonrió.

Pero recordó algo, que le había enseñado el Dios Yato cuando le enseñaba a como ser una buena diosa. ¡Tenía que seguir un protocolo! Pero sabía que la situación era difícil, muy difícil, por eso mismo dijo de forma tímida. — Si necesitas saber algo de este mundo, sólo dímelo. ¿Tienes frío? ¿Hambre? ¿Calor? ¡D-Dímelo todo! — Nanami era una humana, por ende aquellas situaciones le ponían un poco “complicada” con respecto de la forma de tratar a los tesoros divinos. Pero necesitaba proteger con muchísima fuerza a su nuevo amigo que había conocido. ¿Cómo podría hacerlo? Eso solo quedaba en disposición del tiempo y el cariño, confianza que se tuviesen entre ambos. — Mientras iremos por un paseo hacía el templo. ¿Le parece? — Nanami era bastante cercana, por eso mismo su voz era tan cálida que no cabía en duda que tenía dotes para aquello. Pero aunque fuese insegura, las cosas no se iban a poner más fáciles o difíciles. Ella tenía que dar su esfuerzo, algo que llevaría a cabo hasta el final.

Nanami Momozono
Rango E
Rango E

Dios : Yo misma ^^
Shinki : Aún no tengo...
Mensajes : 78
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo camino || [Contrato - Kalz]

Mensaje por Kalz el Vie Ene 01, 2016 3:50 am

— Lo siento, no pude evitarlo — Susurro con una leve e inocente carcajada, mientras que se dejaba limpiar las notorias lágrimas que recorrían sus mejillas, las cuales dejaban evidencia de que aun hay sentimientos humanos en el.El joven shinki poco a poco se acostumbraba a la presencia de aquella señorita, es más, le agradaba bastante; Su carisma y personalidad eran bastante acogedoras, como si de una madre se tratase, por lo que Kalz no dudará en acercarse a ella.

— Ahora que lo mencionas... tengo bastantes dudas, como por ejemplo; ¿ Que es eso de que eres una Diosa ? — Preguntó Kalz mientras que miraba a su alrededor, buscando informacion o algo que le explicara mas o menos la situación, pero no logro encontrar nada relacionado con dichos sucesos. Su atención se volvió a dirigir hacia aquella inocente muchacha, la cual estaba demasiado emocionada por los sucesos que no pudo notar la fija e fría mirada que Kalz había realizado inconscientemente.

Las dudas de Kalz aumentaban cada vez que daban un paso, alimentadas por aquel sonido que rebotaba en las paredes del lugar, aquel sonido que no llegaba a los oídos de aquellas criaturas. — ¿ Que son ellos ? ¿ Por que me ignoran ? — Dijo con un tono de voz más serio y amenazante, mientras que clavaba sus ojos en una pareja de humanos, los que compartían feliz e inocentemente su vida de novios.  A medida que seguían avanzando, aparecian mas criaturas, que a simple vista se parecen bastante a la muchacha; Tienen rasgos parecidos, muy parecidos, por lo que no sería extraño que fueran de la misma raza. A pesar de que comparten muchas cualidades físicas, ninguna otra criatura era especial a ojos de Kalz, carecían de aquella belleza, aquel rasgo característico de la diosa, sus perfectos ojos marrones. — Retiro lo dicho, no sois para nada iguales — Pensó repentina y pausadamente, aquella muchacha no podía ser igual a aquellas criaturas.

Al parecer habían llegado a su destino, puesto que la velocidad y ritmo de los pasos de la diosa empezó a disminuir rápida y constantemente, llegando al punto de detenerse completamente. — Esto es una completa obra de arte, y si me permites, bastante maravillosa a mi parecer— Dijo con una cara de asombro y pensativa, puesto que ya se imaginaba la forma en que fue diseñada y construida. Se detuvo a unos metros de este , sin decir ni hacer nada, solo observando a su alrededor, clavando sus ojos en todo lo que le pareciera interesante. —  ¿ Esta bien si realizo mis consultas ahora, señorita Nanami? —

Kalz cambió radicalmente su actitud, pasando de ser un bebé llorón a un hombre completamente serio, pues en el transcurso del camino su personalidad y costumbres empezaron a revivir poco a poco, al igual que sus ansias de saber. —¿ Que es lo que soy ?— Dijo con una cara de gran interrogante, aun sabiendo que la respuesta podría no gustarle, pero prefería saber la cruda y dolorosa verdad a que ser ignorante.

Kalz

Dios : Nanami Momozono
Mensajes : 24
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo camino || [Contrato - Kalz]

Mensaje por Nanami Momozono el Vie Ene 01, 2016 6:38 pm

Me encantaría poder darte una respuesta más “clara” con respecto a tu pregunta. Pero ni yo misma sé por qué soy una diosa. Aunque, un dios amigo me dijo que yo nací bajo un deseo. Al cual se vio representado en los poderes divinos que actualmente tengo. — Admitió de la mejor manera más honesta y clara hacía el hombre de ojos verdes. Yato le había enseñado muchísimas cosas ¡Algunas más claras que otras! Pero Nanami no era una mujer mentirosa, no sacaba nada con decirle una mentira o algo que ella no sabía. Siempre iría con honestidad, más aún cuando se trataba de la confianza plena entre un Dios y también su preciado tesoro divino. ¡Sabía que también había un lazo que iba mucho más allá! Por eso mismo no podía pensar cosas erróneas. ¡Claro que no!

Pero ella sabía que aquello que había dicho anteriormente dejaba muy abierta la respuesta que quería explicarle a su nuevo amigo. — Mi deseo era poder estar acompañada, aunque no lo creas, también soy una humana. — Admitió, mientras que sonreía tranquilamente. Una sonrisa acogedora que intentaba que su querido nuevo amigo que había traído a este mundo, estuviese tranquilo y sin ningún problema. El clima estaba agradable, algo que le hacía feliz en cierta manera, pero lo mejor sería hablar en su “templo/casa” para poder estar más tranquilos. ¡De seguro que sus tesoros divinos estarían contentos de conocerle! Al menos Nanami pensaba que aquello era lo mejor que podía pasar en estos momentos.

El caminar de la diosa, junto a su nuevo amigo era bastante tranquilo. El hombre le preguntó algo con respecto a una pareja y el “por qué lo ignoraban”. Nanami entendía bastante ese sentimiento, que no solo era de que la ignorasen, sino que también abusaban de la autoridad y el poderío económico para dejar mal a la Diosa. — Porque algunas personas simplemente viven en su mundo y todo lo que no les importe, lo ignoran. — Era la verdad que Nanami entendía. Ella a pesar de que podían verla y todo, siempre era ignorada. Era como un “fantasma” en el salón de su clase, pero no podía hacerle algo a ello para que no siguiese pasando ¡Era una pesadilla! Pero no podía romper la promesa que le hizo a su madre antes de morir, que iba a ser fuerte y salir adelante independientemente de todos los problemas.

Luego de unos cuantos minutos, ambos jóvenes habían llegado a el lugar en donde tenían que estar. El templo de Nanami. Estaba bastante tranquila la mujer de cabellos castaños, mientras que observaba al hombre que seguía hablando.

Eres un tesoro divino y también mi nuevo amigo, Kalz. — Respondió Nanami. Recordando aquellas advertencias de Yato. Nanami no podía decirles la verdad con temor de romperles el nombre que ella misma le había dado a su tesoro divino. Tenía miedo, no quería perderlo. Pero tomaba todo con muchísima cautela. — Y yo soy tu diosa y nueva amiga.

Nanami fue honesta y lo miró sin ningún miedo. Por eso mismo, ya en la estructura y feliz porque a él le había gustado. Lo hizo pasar. De seguro adentro podrían hablar muchísimo mejor.

Nanami Momozono
Rango E
Rango E

Dios : Yo misma ^^
Shinki : Aún no tengo...
Mensajes : 78
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo camino || [Contrato - Kalz]

Mensaje por Kalz el Sáb Ene 02, 2016 1:35 am

Al parecer aquella diosa no poseía todas las respuestas para las diversas incógnitas de Kalz,pero al menos lograba saciar aquella ansiedad del saber, algo que pocos podían lograr cuando Kalz aún era un humano.  - ¿ Humana también ? ¿ Se está refiriendo a  que es una de esas arrogantes criaturas ? Eso no puede ser cierto... - Pensó en un profundo silencio, tratando de procesar de buena manera aquella información.  Lo cierto es que Kalz había generado un odio hacia los humanos, los cuales no eran culpable de aquello; Ya que estos por cosas obvias no podían notar su presencia y por ende,parecería que estos le ignoraban, con arrogancia y superioridad. La diosa estaba al frente de el, explicándole con bastante confianza y sinceridad, era imposible que fuera una de ellos, al menos es lo que Kalz quería creer.

- ¿ Eres...h-humana ? Dijo con un dolor en su pecho, como si aquella luz que había visto se extinguiera y el sentimiento de calidez se volviera en nada más que una desesperanzada ilusión. Una ilusión a la cual se aferraba con todo su ser, esperando que todo fuera un mal entendido. Mirar aquella inocente y sincera sonrisa bastó para traer de vuelta a Kalz de aquel pozo de oscuridad,alimentado por la inseguridad y soledad.   - No importa lo que seas, yo siempre estare a tu lado - Si, no importa lo que ella fuera,no importa a quién se pareciera y mucho menos importaba que fuera un humano, porque Kalz se forzó a sí mismo a creer que ella era única, su única bendita diosa.

Kalz pudo notar que aquellas palabras esconden un significado, uno que estaba torturando a aquella pequeña señorita. - ¿ Hay algún problema, señorita ? - Dijo con un tono de voz serio y preocupado, esperando que aquello solo fueran exageradas ocurrencias; Aunque no sería de extrañar, toda existencia tiene sus propios problemas,y su diosa no sería la excepción, ya que nadie está libre de la putrefacción de este mundo. Aun sabiendo aquello, Kalz seguía inquieto por el tormento de su diosa.

El tiempo transcurre de igual manera en que lo hace la conversación de ambos, rápido. - Yo sere lo que usted desee que sea, mi vida está en sus manos, usela como estime conveniente- Fueron las palabras que se escapaban de los labios de Kalz; Quien se encontraba con su brazo derecho en el  pecho, su cuerpo inclinado en 75°  y su cabeza mirando fijamente a la señorita Nanami.  Kalz mantuvo la posición hasta que recibió respuesta de su diosa, y acto seguido fue esperar a que ella entrase primero al templo.

- ¿ Tesoro divino ? Sin duda es algo que no logro entender,algo mucho más allá de mis capacidades,algo realmente interesante.- Murmuró mientras asentía con la cabeza y entraba a paso seguro en aquel templo. Su nueva vida ha comenzado, y la evidencia es el nombre que tiene grabado en su pectoral izquierdo, el cual atesorará por el resto de su vida; Aquel símbolo significaba mucho más que un nombre o un comienzo, para Kalz significa que alguien se ha fijado en el, que alguien le necesita ,y eso es todo lo que necesita  en estos momentos,ya que eso prueba que su existencia ya no es insignificante.

Kalz

Dios : Nanami Momozono
Mensajes : 24
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo camino || [Contrato - Kalz]

Mensaje por Nanami Momozono el Lun Ene 18, 2016 3:03 am

Para la joven y a su vez, muy inexperta joven diosa de la Amistad, todo esto que ella misma estaba viviendo le era muy difícil y también complicado de sobre llevar. Aunque prácticamente todos los contratos que había hecho con sus antiguos Shinkis, habían salido en muy buenas condiciones, ella aún mantenía inseguridades de ella misma al momento de hacer los contratos con sus tesoros divinos. Ella consideraba que no era apta muchas veces para poder llevar de una buena manera lo que era una relación. Tenía muchísimas cosas en su mente, con los pensamientos de ¿Qué dirán ellos al verla a ella? ¿La menospreciarán por el mero hecho de que era una humana con poderes divinos? Era algo difícil, pero ella aun así, a pesar de las dificultades que le ofrecía el destino, salía adelante.

Pero las preguntas que eran salidas de los labios del muchacho de cabellos cafés era algo muy difícil para ella responder. Yato siempre le enseñó que el hecho de contarles parte de la vida de los jóvenes tesoros divinos era algo bastante grave, porque aquel nombre y la nueva existencia que los dioses brindaban a aquellas almas puras se vería totalmente influenciada por quienes eran en su vida anterior. Nanami estaba muy clara que no debía contar nada con respecto a eso, pero estaba segura que al menos sus palabras serían entendidas por su nuevo amigo.

Observó como él comprendía cada una de las palabras y que también ¡La aceptaba! Aquello era maravilloso para la joven diosa humana, pero sabía que era difícil después de todo, ambos jóvenes eran muy distintos, era un gran desafío para ella el poder comprenderlo y también aceptar todo lo que se le venía por delante, pero no daría un paso atrás.

¡N-No te preocupes! Prometo esforzarme y dar lo mejor de mí misma por ti. —mencionó la joven, mientras que sonreía algo avergonzada ¡Le daba vergüenza que él fuese tan cortés y muy educado1 Aunque lo agradecía en parte.

La castaña entró primero al templo, mientras que saludaba a todos los presentes que yacían en el lugar, cada uno haciendo una tarea en particular ¡Eran todos unidos y siempre trataban de trabajar arduamente para que el templo esté de la mejor manera posible! Comprendiendo que también Nanami tenía una vida humana que defender, era algo que fascinaba muchísimo a todos. — ¡He llegado! Y les traigo una sorpresa increíble, tenemos un nuevo amigo en la familia. Saluden a Kalz. —reveló la diosa bastante animada por él, mientras que los presentaba a todos a Kalz, para que así se conociesen mejor y se integrara muy bien a la familia.

Pero pasados los minutos, luego de toda la presentación…

Nanami se acercaría a él, mientras que esperaba que la ropa que tenía de joven (más o menos de su contextura) le haya sido de su agrado, lo observaría con una ligera sonrisa. — Espero que te hayan agradado todos, somos muy unidos. De seguro se llevarán muy bien entre todos. —dijo contenta la pequeña humana, mientras que pensó que lo mejor sería romper el hielo con algo con respecto a él. — ¿Algo que quieras hacer, Kalz? ¿Comer o algo? —sonrío, estaba nerviosa ¡Y se le notaba! Pero se esforzaría por relajarse por él.

Spoiler:

¡He vuelto! OwO

Nanami Momozono
Rango E
Rango E

Dios : Yo misma ^^
Shinki : Aún no tengo...
Mensajes : 78
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo camino || [Contrato - Kalz]

Mensaje por Kalz el Sáb Ene 23, 2016 2:13 am

Habían muchas personas reunidas en aquel templo,cada una cumpliendo una función distinta e importante, las cuales cesaron con el ingreso de la diosa al lugar. Aquellas personas eran los sirvientes de la señorita Nanami o como ella les llamaba,familiares: Los cuales se encargaban de las tareas del templo en la ausencia de la joven diosa,quien debía cumplir con sus obligaciones como humana, algo que a ella le encantaba hacer y ellos apoyaban con bastante dedicación. - Un gusto ser parte de vuestra familia, estoy a su cuidado  - Dijo acompañado de una leve reverencia,mostrando respeto hacia los integrantes mas antiguos de la familia, que en este caso, eran todos aquellos.

Las presentaciones eran mas fáciles de lo pensado, bastaba con decir su nombre y las intenciones que tenia con la diosa Nanami,lo que al parecer, era lo único que les importaba de verdad, lo demás era solo fachada. Y es comprensible, puesto que la vida de la joven diosa estaría en manos del joven Shinki,algo que el no terminaba de comprender.  Los minutos aumentaban y las presentaciones disminuían gradualmente, llegando al punto de un incomodo silencio, nadie sabia de que hablar, no habían temas de interés común, al menos no con Kalz. La ausencia de comodidad fue brutalmente opacada por la carismática diosa Nanami, quien aun se notaba nerviosa por los recientes sucesos. - ¿ Podemos hablar afuera ? - Y sin esperar respuesta alguna , el joven Shinki decidió caminar a paso lento  hacia la salida del templo,causando cierta preocupación en su diosa.

- La verdad es que.... -  Un pequeño suspiro interrumpió el intento de dialogo de Kalz, creando un pequeño suspenso entre ambos, el joven Shinki dirigió con gran esfuerzo la mirada hacia los ojos de su diosa,acto seguido fue enfocar la mirada en el suelo, como si tratase de retrasar lo inevitable.- Me gustaría caminar, ¿ Me acompaña ? - Dijo con una sonrisa en su rostro, esperando dar a entender su pequeño intento de broma.

Luego de varios minutos de caminata junto a su diosa, el paisaje cambio ligeramente, dejando atrás la monotonía de colores y arquitecturas. Los verdes y grandes arboles se podían ver en todas las direcciones, haciendo placentera la vista en cualquier lugar que se mirase, algo que pocos lugares son capaces de lograr.El objetivo de esta caminata es ordenar los pensamientos de Kalz y que ambos se acostumbraran a la presencia del otro, ya que a partir de hoy deberán pasar mucho tiempo el uno con el otro. Poco a poco la joven diosa perdía la vergüenza y aumentaba su confianza a la hora de hablar con su nuevo Shinki, quien se esforzaba en simplificar las cosas y en no realizar preguntas cuyas respuestas jamas deben ser oídas.

- ¿ Q-que es eso?... - Dijo con un tono de preocupación,alarmante e inquietante; Aquella misteriosa silueta que se reflejaba en sus ojos causaba terror en su interior, provocando que su cuerpo se quedara tan frió como el abrazo de la soledad. Sin saber como ni en que momento, había perdido totalmente el control de sus movimientos. Aun era consciente de cuanto sucedía en torno a el pero no podía siquiera girar los ojos. Su vista estaba fija en la misteriosa forma de vida que sus ojos divisaban y no era capaz de sentir su propio cuerpo. No paso mas de un segundo para que Kalz recuperara el control de su cuerpo, el joven Shinki recordó que no se encontraba solo y la vida de aquella persona era mas importante que la suya, por lo que sin dudar se posiciono enfrente de su diosa y aquella criatura.

Kalz

Dios : Nanami Momozono
Mensajes : 24
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo camino || [Contrato - Kalz]

Mensaje por Nanami Momozono el Mar Feb 09, 2016 12:50 pm

Era bastante agradable para la joven e inexperta diosa al poder compartir con quienes consideraba a sus nuevos amigos, es más, a los tesoros divinos que estaban bajo a su cuidado, la joven diosa los consideraba como su nueva y gran familia, por eso mismo ella con todos sus esfuerzos haría todo lo que esté en sus manos e inclusive, mucho más para poder proteger a los que tanto ama, por eso mismo se esfuerza día a día para poder proteger a todas aquellas personas que estaban bajo su tutela, al menos por el momento, ella no iba a dejar que nada malo les pasase y pelearía con uñas y dientes para proteger a quienes confiaban en su palabra, por mucho que fuese una diosa humana, ella los protegería con uñas y dientes, sin importar absolutamente nada de lo que pueda llegar a pasar, ella se esforzaría para poder lograrlo, sin importar absolutamente nada.

Nanami aceptó la petición de su nuevo compañero. Ambos decidieron salir a pasear un poco para poder caminar y así estar cómodos. De seguro habían muchísimas cosas que hablar, después de todo, siempre Nanami tenía la difícil misión de intentar ser lo más honesta posible con lo que ella sabía, aún le faltaba muchísimo por aprender. ¿Pero era bueno todo lo que estaba pasando? ¿Era bueno que ella hiciese tantos esfuerzos por todo? Claramente, era su misión como diosa, pero no por eso tenía que tirarse para abajo tan fácilmente, dado a que no se encontraba sola ¡Tenía a sus tesoros divinos que la protegían y querían! Y como diosa, tenía que velar por su bienestar, estando bien ella, para que los demás lo estén de igual manera.

Poco a poco, ambos interlocutores perdían la vergüenza y se tenían muchísima confianza. Por su parte, Nanami se esforzaba para ser lo más clara posible, mientras que habían muchas cosas en las cuales ella debía de asegurarse primero, después de todo, era su responsabilidad como diosa hacer que sus tesoros divinos confiasen plenamente en ella, era lo mínimo que podía hacer, como diosa, como humana y también como amiga de ellos.

Su sentido de diosa se agudizó al momento de sentir que algo malo estaba pasando a su alrededor. Ella sabía muy bien lo que era, pero no pudo evitar sentirse totalmente desconcentrada con todo lo que sucedía ¡Era un ser maligno! ¡Y como diosa su deber era acabar con él! Pero como… Después de todo, jamás había estado en una situación así anteriormente.

Notó como su nuevo amigo se interponía entre la bestia y ella, como escudo ¡Aquello no era aceptable! Por eso mismo con un cierto temor, mencionaría — N-No podemos dejar aquello así. — apenas podía hablar la joven diosa, mientras que la bestia estaba oliéndolos y que quería acabar con ellos. Como acto para ganar unos pocos más de segundos más, sacaría uno de sus talismanes para poder escribir “barrera” en este y ponerlo en el aire para que el enemigo no pueda pasar. Aunque su poder era aún muy débil, serviría para ganar un poco más de tiempo.

No podemos dejar esto así, Kalz. — mencionó con temor, pero con seguridad en sus palabras. Era momento de pelear, mientras que miró fijamente con muchísima decisión a los orbes de su compañero. — Tenemos que pelear, confío plenamente en tus habilidades, Kalz. Saldremos bien de esta y protegeremos a los que nos necesitan. No podemos llegar con una derrota a nuestra familia.

La diosa se estaba tomando a pecho su labor. Por eso mismo, hizo brillar el nombre escrito de su tesoro divino, mientras que estiró una de sus manos y abrió la palma de esta. — ¡Ven a mí, Kalz! — gritó, haciendo llamar a su tesoro divino para transformarlo en el arma, que acabaría con todos los males. Sus entrenamientos no serían en vano, pero ahora mismo, todo era un “todo o nada”.

Nanami Momozono
Rango E
Rango E

Dios : Yo misma ^^
Shinki : Aún no tengo...
Mensajes : 78
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo camino || [Contrato - Kalz]

Mensaje por Kalz el Lun Feb 15, 2016 10:45 pm

En un momento critico las preguntas están demás, pero aun sabiendo eso no pudo mantener su boca cerrada. Kalz tenia el hábito de ser una persona bastante curiosa, y no se quedaría tranquilo hasta averiguar aquello que tanto le llamaba atención,por desgracia, aun muerto sigue teniendo el mismo hábito. La sensación que recorrió cada parte de su cuerpo con el solo hecho de mirar aquella bestia fue algo magnifico, claro, si no eres la persona quien lo sufrió; Ser capaz de causar semejante efecto con solo la presencia es algo que llamo la atención de Kalz, algo que tal vez,inconscientemente, desea poseer.

- Hagamos de este lugar nuestra tumba, y a la vez, el lugar de nuestro renacimiento, como guerreros. -

El nombre escrito en el pectoral de Kalz empezó a brillar de una manera muy intensa, mientras que su cuerpo físico desaparecería instantáneamente, dejando en su lugar una katana oxidada, la cual era sostenida por la suave mano de su única diosa. Aquel sentimiento de comodidad y calidez era bastante acogedor, ese conjunto de sentimientos absorbía completamente la mente de Kalz, inundando sus pensamientos, ahogando sus preocupaciones  y liberando sus emociones; Kalz se sentía desnudo en un mar de calidez, sumergido completamente en el,queriendo permanecer eternamente en aquel lugar.

Los pensamientos de su diosa se podían escuchar claramente, como también todas sus preocupaciones,las que, mayoritariamente había escondido de Kalz,algo de lo que hablaran luego. Aquella bestia poseía una agilidad bastante decente, ya que suponía de gran esfuerzo por parte de la diosa para seguir aquellos movimientos, por lo que enfrentarlo directamente no seria la opción mas viable en este escenario.  Kalz recordó que momentos atrás la diosa saco un talismán y escribió "Barrera" en el, y luego de dejar suspendido el talismán en el aire un tipo de barrera invisible parecía contener a aquella bestia,por lo que supuso que lo escribiese en ese talismán se haría realidad.    - Señorita Nanami, use uno de sus talismanes para expandir el oxido de mi filo y utilícelo como una pantalla,no ganaremos si luchamos contra su velocidad   -  ¿ Por que no crear una simple pantalla de humo ? Si Kalz tiene razón, el oxido al ser parte de su composición como tesoro divino debería poder sentir lo que este toque, y de esta manera, podrían identificar la ubicación de la bestia incluso a través de la cortina de oxido.

La bestia estaba ocupada tratando de destruir dichosa barrera, la que por el momento había servido con su objetivo; Mantenerlos vivos. Kalz no estaba seguro si su plan funcionaria o si su diosa era capaz de hacer lo que el pedía, pero no se le ocurría otra cosa para voltear la situación a su favor, era hora de apostar,todo o nada.

Kalz

Dios : Nanami Momozono
Mensajes : 24
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo camino || [Contrato - Kalz]

Mensaje por Nanami Momozono el Jue Mar 17, 2016 5:59 pm

Las emociones de la pequeña e inexperta joven diosa estaban totalmente a todo su dar. No sabía muy bien todo lo que estaba pasando, pero realmente lo único que podía hacer ella en estos momentos era dar todo de sí misma para poder encontrar una solución y proteger a los que ella más amaba en la vida. ¿Realmente ella sería capaz de acabar contra aquella bestia? ¿Sería capaz de poder enfrentar sus miedos y de defender a los que estaban a su cuidado? Era su responsabilidad como diosa, mientras que la bestia aún no salía, pero tarde o temprano todo iba a suceder, y eso era lo que más temía la muchacha en estos momentos.

Con un rostro de decisión observó la espada, mientras que sacaba uno de sus talismanes. Nanami tenía mucho miedo de todo lo que podría pasar en estos momentos, pero no tenía temor de cometer un error y ni mucho menos de hacer algo malo. Confiaba plenamente en la capacidad de pelea de él y también las suyas –aunque no tanto- pero no se iba a rendir. — De acuerdo ¡Lo haré! — respondió con una sonrisa, mientras que notó como aquella pequeña barrera que había hecho con sus poderes divinos se había roto. Un aire chocaba fuertemente en el cuerpo de la chica, cómo también el de la espada. Mientras que tiró el talismán al aire y escribiría con sus dedos “quitar el óxido” y gritó fuertemente. — ¡Por los poderes divinos que me han sido concedidos, por favor escucha mis deseos! — era una especie de ritual mágico que tenía la joven diosa, mientras que como acto seguido, el talismán comenzó a brillar y tuvo su efecto. Quitó todo el óxido de la espada que era Kalz y esta comenzó a brillar.

Lo hice… ¡Kalz lo hice! — dijo muy emocionada la joven diosa, mientras que aquella bestia tenía solamente intenciones de comerlos. Pero ahora mismo, era momento de pelear, de ser fuertes, de ir más allá de lo posible. Nanami sabía muy bien aquello, por eso mismo confío su vida y la de su shinki a su fuerza. Nanami sabía que podía lograrlo, por eso mismo no temía de lo que pudiese pasar en estos momentos.

La bestia se acercaba lentamente a ellos, mientras que sacaba de nueva cuenta otro talismán. ¿Pero qué haría la joven diosa en estos momentos? No lo sabía nadie, sólo ella, así que sacó y escribió en aquel talismán. — ¡Desearía poder ser igual de ágil que Yato! — pidió, mientras que esta al brillar, hizo brillar el cuerpo de la joven Nanami. Algo raro estaba pasando, pero no había momento para pensar en eso. El monstruo atacaría el lugar en donde se encontraba ella, cosa que Nanami de un salto llegó hasta el tejado de unas casas que habían cerca, sin darse cuenta como lo hizo, aunque sintió un gran mareo en su cuerpo. ¿Sería que al pedir deseos fuera de lo normal su cuerpo no resistía aquello? Mamoru le enseñó de aquello.

Pero tenía que demostrar que era una buena diosa, que podía y que no era menor por ser humana. Así que ella, empuñando su espada, — Yo como protectora de los valores de la amistad, no dejaré que dañes a la gente inocente y también a mis amigos. Por el poder que me ha sido concedido, llévame hasta lo más alto para poder acabar con todos estos males ¡Kalz! — confiaba plenamente en él la diosa. Nanami era la primera vez que peleaba, por eso mismo se lanzaría en contra del enemigo para lanzar un corte en diagonal. Pero dependía ya plenamente de su tesoro divino y su nuevo amigo. ¿Podrían lograrlo? Se lo estaba jugando todo.

Nanami Momozono
Rango E
Rango E

Dios : Yo misma ^^
Shinki : Aún no tengo...
Mensajes : 78
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo camino || [Contrato - Kalz]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 11:58 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.