[ROL PRIVADO] Escuche tu deseo olvidado, doncella del Wonderland (Privado- Artegia)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[ROL PRIVADO] Escuche tu deseo olvidado, doncella del Wonderland (Privado- Artegia)

Mensaje por Nagato Yami el Miér Dic 16, 2015 10:56 pm

                          ¿Una familia?...



                   

Fue el pensamiento que el dios olvidado tuvo al reflexionar en una noche calma y tranquila. Situado en uno de los famosos parques de atracciones, a altas horas nocturnas donde el mismo se encontraba fuera de servicio. Se puso a pensar, meditando el hecho de conseguir más tesoros sagrados y por ende formar una familia con estos, se sabía que había estado solo por ochocientos años, si, la misma triste y rayada historia que perseguía a nuestro incompetente dios, pero...era suficiente de seguir en ese hueco de soledad, en el que ni los deseos y peticiones cumplidas podían validar su existencia para otros, era doloroso y desagradable, era algo que ya no quería sentir y tampoco desear a nadie.


Tras unas noches continuas y llenas de carga. El joven dios había salido de lo que podía llamar por el momento "Casa". Sin permiso o opinión de Tomoe, quien era su primera Shinki luego de tantos años, se había ido al lugar de diversión que ahora estaba desolado y muerto de presencias, pero a sus oídos y ojos azulinos llego una pequeña luz sonora, una que hablaba y pensaba por si misma y se veía perseguida por un Ayakashi con aspecto de estatua. Efectivamente un "Golem", que lanzaba golpes a diestra y siniestra contra la pequeña alma que evitaba y esquivaba con facilidad los golpes, siendo guiada hasta aquella atracción "casa de espejos", el dios extrovertido hizo uso de su sentido del deber, al descender y bajar rápidamente para adentrarse en aquella estructura que por afuera parecía pequeña, pero por dentro era un laberinto en donde podía ver claramente a la pequeña alma reflejaba en miles de espejos y al Ayakashi siendo el perseguidor de esta.

Vaya con eso. Si que era un problema, aunque gracias a un rugido sonoro y poderoso del Ayakashi, los espejos se rompieron por la vibración y densidad del sonido, dejando expuestos a los originales reflectores de las imágenes. Se acerco sin perder tiempo para tomar la pequeña alma en sus manos y evadir el bruto ataque del Golem, saliendo y rompiendo el techo del lugar para posarse a las afueras del mismo, donde extendió el alma sobre su mano izquierda y empezó a dibujar el nombre y a conjurar el contrato -
 -Tu que has sido olvidado en la nada. ¡Yo, el dios Nagato , te extiendo la mano para que vuelvas a caminar en el mundo del presente, con mi divinidad en mano serás mi Shinki, como Shinki, tu nombre será Aleki y como persona Arisuki, ven y acude a mi llamado!-  Si, había hecho otro contrato con un nuevo Shinki, solo que buscaría salvar a esta pobre alma de ser tocada y consumida. Con suerte pasaría lo mismo que con Tomoe, podría conseguir un nuevo compañero o tener que dejarlo ir por decisión propia.


Continuamente, una luz brillante y fuerte empezaría a cubrir el alma y a darle forma de tesoro sagrado, siendo visible como las palabras dibujadas empezaban a rodear la misma y a transformar poco a poco su forma física. Por otra parte, el Ayakashi no perdería tiempo, saldría del lugar encerrado y buscaría el olor del dios y el alma, para luego extender de su espalda una serie de ocho tentáculos gruesos que se disparaban con potencia y velocidad hacía ambos, ya su estado y seguridad, serían confiados a la Shinki que dejaría en libertad de hacer el primer movimiento en defensa de su dios. Si, el dios que le había dado un nombre y había traído de nuevo al mundo que la olvido. 

Los tentáculos serían desviados por una poderosa barrera de rayo que el dios emitiría. Dejando estos a sus costados izquierdo y derecho, pero mantendría fija su atención y guardia hacía el impuro ser que quería acabar con su existencia. No obstante, esbozaría de forma alta y clara
-¡Juntos, Aleki!- Afirmo el nombre del Shinki para que la forma de tesoro se sintetizara aun más rápido, a su vez de hablar nuevamente a acompañar las palabras con un pre-konso de purificación -¡Muéstrate en este tiempo, trae fortuna y esperanza ha aquellos que han abandonado y olvidado el mundo de ensueños!- Fue entonces cuando se pudo ver un color rojo y blanco concentrarse en la mano donde se situaba el alma que estaba siendo nombrada y cambiada a voluntad del joven dios.  
avatar
Nagato Yami
Rango E
Rango E

Dios : Yo mismo
Shinki : Tomoe-Artegia-Seishun
Mensajes : 20
Edad : 19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [ROL PRIVADO] Escuche tu deseo olvidado, doncella del Wonderland (Privado- Artegia)

Mensaje por Artegia el Jue Dic 24, 2015 2:56 am

En el momento en el que la muchacha abrió los ojos, se encontró con un animado entorno. Muchas personas con sonrisas en sus labios, iban y venían de un lado a otro, todos viéndose tan felices en sus vidas y en los momentos en los que pasaban al lado de su pareja o sus amistades. La muchacha no tenía memoria de sí misma, no sabía dónde se encontraba, no sabía quién era ella, no sabía el porqué las personas pasaban de ella. Nadie podía verla, todos pasaban de largo, por más que les llamaba nadie le prestaba atención. Intentaba e intentaba pasar frente a éstos, pero la atravesaban como si no hubiese nadie ahí, porque en el mundo de los vivos, realmente no había nadie ahí. Poco tiempo después se resignó a su situación y permaneció en aquel lugar, temiendo el salir del parque y sentir cómo las personas no podían verla. Permaneció sola en altas horas de la noche, sin tener una compañía, hasta que cierta criatura apareció, la menos esperada y sin tener la mejor de las apariencias.

¿Puedes verme? —le preguntó tímidamente, pero no recibió respuesta, sólo esos ojos brillantes que se posaban en los de ella, la miraban fijamente sin tener la mejor de las intenciones o al menos es la sensación que le daban, estaba insegura de lo que esa criatura representaba o trataba de darle a entender, pero escuchaba entre voces mezcladas provenir de aquel ser, voces que le llenaban la cabeza sin poder pensar en otra cosa más que en: — Estoy...muerta. —reconoció lo que era obvio. Tanto su mirada como sus pensamientos decidieron vagar en esos momentos, aquella criatura trataba de persuadir a la muchacha para que olvidase la idea de morir, pero eso no fue posible, en cuanto se percató de lo que estaba ocurriendo la criatura comenzó a moverse en dirección a ella, intentaba atacarla, intentaba lastimarla. " Yo no quiero desaparecer. " pensó, aferrándose a esa idea y abrazándola con fuerza. Sabía que ya no formaba parte del mundo de los vivos, pero también sabía que dejándose consumir por esa criatura no podría significar algo bueno para su nula existencia.

A pesar de lo inmenso que era el parque, se sentía incapaz de perder de vista la criatura. Recorrió la mayoría de los juegos para no ser alcanzada, sin embargo, la pobre alma sentía que estaba a nada de ser atrapada y no contaba con las fuerzas suficientes como para correr toda la noche. Escasa de ideas, decidió entrar a una típica atracción, en cuyo interior se hallaban muchos espejos, formando muchos caminos entre sí y confundiendo a las personas al ver su reflejo una y otra vez. Lo consideró una oportunidad de hacer perder el tiempo y para ahorrárselo para sí misma, pero el rugido de la bestia destruyó todo a su paso, dejándola ahora sí,  indefensa y sin ninguna otra alternativa para refugiarse.

A partir de ese momento todo sucedió tan rápido; el rugido de aquella criatura, el sentir las cálidas manos de alguien que la sostenía y la rescataba de aquel ser. En ese momento se sintió aliviada y que podía tomar un descanso entre tanta persecución, pero en cambio, se mantuvo en su lugar mientras escuchaba con atención las palabras de su salvador. Pronto tomó una forma distinta a la de una brillante alma, la forma que tomó fue de un As de Corazones, su función era clara, al menos un poco, seguía sin comprender lo que estaba ocurriendo, pero como un auto reflejo y el miedo que sintió anteriormente, la hicieron reaccionar y luchar contra la criatura que amenazaba tanto la vida de su Dios como la propia. La carta se multiplicó y las copias fueron a parar en dirección a los tentáculos para cortarlos y dejar al ayakashi sin posibilidades de seguir molestando con éstos.

Una energía la invadía, ¿o acaso eran sentimientos de alegría? Ni siquiera sabría la diferencia, lo único que podía asegurar, es que ahora era capaz de atacar a la criatura que antes le pareció amenazante, y por supuesto lo más importante: alguien más aparte de la criatura era capaz de verla, ¿eso significaba algo bueno? Habían hecho una especie de conjuro, pero para ella era algo nuevo y sin dar explicación alguna de lo que estaba ocurriendo, y lo que estaba por ocurrir. " Nagato " pensó el nombre que había escuchado anteriormente, por alguna razón ahora estaba claro en su mente, ahora formaba parte de su memoria, la poca que poseía.
avatar
Artegia

Dios : Nagato Yami
Mensajes : 5

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.